Maligno

Perdición es el dios maligno de la guerra y la conquista. Naciones belicistas de humanos y de goblin le sirven, y conquistan en su nombre. Los guerreros y los paladines malignos están a su servicio. Ordena a sus adoradores lo siguiente:

  • Nunca permitas que tu miedo te domine, pero provócalo en el corazón de sus enemigos.
  • Castiga la insubordinación y el desorden.
  • Perfecciona tus habilidades de combate hasta la excelencia, tanto si eres un poderoso general como si eres un mercenario solitario.